Movimientos

Comunicado de la JOCA en el marco del Día internacional de la no violencia contra la mujer

En 1993, La Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres de la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció un Marco de Acción para luchar contra esta pandemia, Sin embargo más de 20 años después, 1 de cada 3 mujeres sigue sufriendo violencia.

 

En estadísticas nacionales como internacionales sobre las distintas formas de violencia sigue predominando la violencia física, psicológica y sexual tanto en el hogar, como en los sitios de trabajo, ahora bien esto no es solo un asunto social, sino también es político, y de salud pública.

Se estima que el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual por parte de su compañero sentimental o violencia por parte de una persona distinta a su compañero sentimental en algún momento de su vida. Las mujeres que han sufrido maltrato físico, psicológica o sexual por parte de sus compañeros tienen más del doble de posibilidades de tener un aborto, casi el doble de posibilidades de sufrir depresión y, en algunas regiones, 1,5 veces más posibilidades de contraer el VIH, en comparación con las mujeres que no han sufrido violencia por parte de su compañero sentimental, ahora bien desde el entorno laboral muchas de las mujeres que sufren de acoso laboral y abuso sexual, y acoso verbal repercuten en el bienestar de su salud, así mismo no se valora el trabajo justo en igualdad de condiciones y oportunidades., esto se refleja en las diferencias salariales.

El tema de género se ha convertido en unos de nuestro principales ejes de trabajo, desde nuestras acciones, pretendemos seguir en la lucha, nuestros debates, campañas y otros tipos de manifestaciones apuntan a mejorar las condiciones de vida y trabajo de las mujeres sin distinción de raza, credo, color, lengua, origen, y es a partir de ahí que nuestro actuar nos exige mayor compromiso, incidencia en el sistema y demanda al cumplimiento de las legislaciones existentes y políticas públicas en materia de lucha frente a la violencia contra las mujeres y las niñas.

Es por ello que:
Desde la Juventud Obrera Cristiana de las Américas nos pronunciamos contra esta abominable realidad y nos comprometemos firmemente a combatir y luchar ante cualquier forma de discriminación y violencia hacia las mujeres, ser sujetos y aportadores en la construcción de un sistema en igualdad de condiciones tanto para mujeres como hombres, un sistema que respete la identidad de la mujer obrera, que valore el trabajo y acepte el aporte que hacen a la economía del País.

Afirmamos que la violencia en contra de las mujeres representa una dimensión central del modelo de acumulación capitalista, que en su sistema de opresión se apropia del trabajo explotado de las mujeres tanto en el lugar de trabajo, como en las labores del hogar y en la violencia cotidiana que se vive en la calle y en la comunidad. Es contra estas formas de violencia y explotación que nuestras acciones deben generar nuevas alternativas para una sociedad en función de las y los jóvenes trabajadores.

Así mismo hacemos un llamado a todas las organización del movimiento social y popular e instituciones y sociedad misma que se identifican con este fin a unir esfuerzos para lograr mayor presión a los opresores, a los gobiernos que hacen caso omiso al asunto y , a la sociedad machista. Adoptemos mediadas para abordar y erradicar la violencia, promovamos la participación de la mujer en lasy distintas formas de organización, empoderamiento y formación en sus derechos humanos y laborales y sobre todo el reconocimiento mismo como mujeres.

 

POR QUE NUESTRA CONDICION COMO MUJER NO NOS HACE DIFERENTES, MERECEMOS RESPETO A NUESTRO DERECHOS INDEPENDIENTEMENTE DEL CONTEXTO Y ENTORNO DE VIDA Y TRABAJO QUE VIVIMOS.


¨LA VIDA DE UNA JOVEN TRABAJADORA VALE MÁS QUE TODO EL ORO DEL MUNDO¨
EQUIPO CONTINENTAL JOC AMERICA!