Declaración de Principios de la JOCI

1 PREAMBULO

¿Por qué esta Declaración de Principios?

El IX Consejo Internacional de la JOCI, celebrado en Johanesburgo en 1995, adoptó una nueva Declaración de Principios.

Al hacerlo, la JOCI quiso volver a expresar lo que es la JOC, lo que representa y lo que quiere alcanzar como movimiento de jóvenes trabajadores.

El proceso de revisión de la Declaración de Principios adoptada en el V Consejo Internacional se inicio en el VII Consejo Internacional de 1987 y quedo confirmado de forma definitiva en el VIII Consejo Internacional de 1991.

Esta Declaración de Principios revisada paso por varias etapas. Los movimientos nacionales hicieron su contribución, ya sea con el envio de sus reflexiones a los secretariados regionales/continentales e internacional de la JOCI, ya sea en los distintos encuentros realizados a nivel continental/regional.

Al revisar la DP, quisimos actualizarla a partir del análisis, de la acción y de las reflexiones de los jóvenes trabajadores organizados en la JOC. Hemos tenido en cuenta nuestra historia, la evolución de la sociedad y de la situación actual de los jóvenes y la historia del movimiento.

¿Qué es la Declaración de Principios? (DP)

La DP es un documento que explica los puntos esenciales de la identidad del movimiento. En ella se expresan los puntos de referencia, necesarios para mantener la unidad y coherencia del movimiento.

La DP va dirigida en primer lugar a los militantes, responsables y jóvenes trabajadores en iniciación que deben referirse a ella teniendo en cuenta su propia realidad.

Los distintos apartados de la DP forman parte de un conjunto y deben contemplarse como tal.

Además, la DP debe leerse junto con la Tarea de Educación y la Revisión de Vida y Acción Obrera. Estos tres documentos son complementarios.

Historia de la JOC

El movimiento se creó, a principios del siglo XX, a iniciativas de un sacerdote belga, Joseph Cardijn, y de algunas jóvenes trabajadoras y jóvenes trabajadores preocupadas por las condiciones deplorables vividas en Bélgica por sus compañeros de trabajo en las fábricas, hilanderías y minas, y en las familias y los barrios.

Realizaban largas jornadas de trabajo en condiciones duras y a cambio de un bajo salario, y casi no tenían tiempos libres.

Cardijn quiso dar a los jóvenes de la clase obrera la posibilidad de organizarse para formarse y defenderse porque creía en su capacidad de organizarse y liberarse de la situación de opresión y explotación en la que se encontraban sumidos.

Estaba convencido de que los jóvenes trabajadores valen más que todo el oro del mundo. Es así como fundó, dentro de la Iglesia, un movimiento de jóvenes trabajadores y jóvenes trabajadoras, dirigido por ellos.

Se inspiró en una tradición cristiana profundamente arraigada en la realidad y, a su vez, dio un impulso nuevo a dicha tradición. La fe se desarrollaba a partir de las vivencias de los jóvenes trabajadores, utilizando el método VER-JUZGAR-ACTUAR.

Junto con los jóvenes trabajadores y las jóvenes trabajadoras que compartían su ideal, el movimiento se extendió por Europa y luego por todos los continentes. El movimiento alcanzó a jóvenes de culturas, creencias y tradiciones distintas, acogió a todos los jóvenes trabajadores sin distinción, para convertirse de hecho en un movimiento internacional.

En 1975, el movimiento adoptó una D.P. adaptada a la evolución de la sociedad, a la historia y a la experiencia del movimiento. La revisión de la DP se hizo en ese mismo espíritu.

Al hacerlo, la JOCI quiso dar continuidad a las experiencias habidas desde 1975, teniendo en cuenta el compromiso de aquellos militantes inspirados por el proceso en conjunto. A través de su acción con y entre los jóvenes trabajadores, comprometidos en la lucha de la clase obrera, de los oprimidos y excluidos, contribuyeron a la construcción del movimiento.

El mundo de hoy en día

Hoy en día, al igual que cuando nació el movimiento, los jóvenes trabajadores están confrontados con las contradicciones del capitalismo.

Estas contradicciones son más agudas que nunca. El hundimiento del comunismo puso fin a la guerra fría y quienes defienden el capitalismo lo presentan como el único sistema viable capaz de organizar a la humanidad. La sociedad en la que vivimos es una sociedad en la que el capitalismo domina y actúa a escala internacional.

El capitalismo ha creado un abismo cada vez mayor entre países ricos y países pobres, y entre los ricos y los pobres dentro de un país. La tecnología y la información están controladas por la clase dominante. Así pues, una pequeña minoría de ricos domina, explota y toma las decisiones por la mayoría de la población, la cual está sumida en la pobreza y la exclusión permanente.

Mientras siguen aumentando las riquezas en el mundo, éstas sólo son en provecho de una minoría. La tasa de desempleo va creciendo en todo el mundo y un número cada vez mayor de personas tiene un empleo precario o trabajan en el sector informal, mientras otros trabajadores están obligados de emigrar para ganarse la vida.

Las mujeres están más explotadas y dominadas que los hombres. Los pueblos indigenas se ven forzados a abandonar sus tierras ancestrales; su lengua y su cultura son amenazadas y a veces destruidas.

Los recursos naturales quedan destruidos sin ningún miramiento por el medio ambiente. En muchos países aumenta el racismo, el fanatismo religioso y ciertas formas de nacionalismo que llevan a la exclusión.

Se impulsa el consumo a ultranza. El materialismo, la competitividad y el individualismo reinantes llevan a un número cada vez mayor de personas a la desesperación, a una pérdida del sentido de la vida, a la falta de perspectivas de futuro.

Van perdiéndose paulatinamente los derechos que los trabajadores pudieron conquistar en algunos países. Si bien la fuerza y el peso de la clase obrera y de sus organizaciones disminuyeron considerablemente, encontrándose éstas en una posición defensiva, sigue siendo importante la necesidad de crear alternativas a la sociedad actual.

Al margen de las formas históricas de organización de la clase obrera, aparecieron nuevas formas de organización que cubren aspectos diferentes de la vida y contemplan nuevos retos. Todos estos movimientos y organizaciones generan esperanza en un cambio aún posible de la sociedad.

La JOC en resumen

La JOC forma parte de aquellos que siguen aspirando a una nueva sociedad y que la van construyendo. La JOC, como movimiento de jóvenes trabajadores en acción, quiere por tanto que éstos puedan realizar sus aspiraciones más profundas, vivir de acuerdo con su dignidad y construir una nueva sociedad.

La JOC es un movimiento de, entre, por y para los jóvenes trabajadores y jóvenes trabajadoras; es una organización democrática, dirigida y orientada por los propios jóvenes.

Es un movimiento de educación a través de la acción. Realiza sus acciones allí mismo donde se encuentran los jóvenes trabajadores y considera prioritaria su tarea de educación.

Es un movimiento que crea comunidades en las que los jóvenes trabajadores pueden compartir concretamente todos los aspectos de su vida: programar, revisar la acción a fin de cambiar su situación. Con su acción y sus reflexiones, la JOC está presente y es activa en la Iglesia.

Utiliza la Revisión de Vida y Acción Obrera como herramienta privilegiada. En la JOC los jóvenes trabajadores construyen su propia historia, valiéndose también de las experiencias del pasado. La JOC evoluciona y aborda nuevas necesidades de los jóvenes trabajadores y jóvenes trabajadoras en particular, y de la clase obrera, de los oprimidos y excluidos. De todo ello hace un análisis que se revisa periódicamente.

Contribuye a la búsqueda y a la profundización del sentido de la vida, que es una dimensión esencial de cada persona.

2 EL PUNTO DE PARTIDA DE LA JOC

La JOC tiene como punto de partida las situaciones personales y colectivas que viven a diario los jóvenes trabajadores y las contradicciones que existen en la sociedad. Asimismo toma en consideración su situación, ya sea en el trabajo, como desempleados, en el sector informal, en los barrios o en las escuelas.

Cubre todos los aspectos de su vida: sus condiciones de vida y de trabajo, los tiempos libres, la situación familiar, las relaciones, creencias, fe, así como sus sueños, valores y aspiraciones. La JOC parte de estas situaciones y de las acciones en las que están involucrados los jóvenes trabajadores.

En la sociedad actual estos jóvenes forman parte de la clase obrera y sufren la misma situación de explotación, opresión y exclusión. Vivimos en una sociedad dividida en clases opuestas entre sí, lo cual lleva a una lucha. De un lado está una clase dominante; una minoría para la cual la búsqueda del lucro es primordial, y de otro, la gran mayoría de las personas explotadas, oprimidas y excluidas por esta minoría.

Los valore humanos están manipulados por quienes controlan la producción y el consumo. La mayoría de las personas no tienen voz en capítulo en aspectos que afectan a su vida. Están obligadas a encuadrarse en los valores de la clase dominante y no pueden desarrollar libremente su personalidad o vivir de acuerdo con su dignidad en este tipo de sociedad.

Estas situaciones de explotación, opresión y exclusión se viven dentro de cada persona. Se expresan con la frustración producida por la aspiración a ser feliz, a ser alguien sin posibilidad de serlo. La sociedad y los propios jj. tt. mantienen esta contradicción permanente entre lo que la persona quisiera ser y lo que está obligada a ser.

Estas situaciones, tanto personales como colectivas, se experimentan, comparten y analizan en la JOC. Frente a ello, los jóvenes actúan.

Por tanto la JOC nace:

  • del descubrimiento de la realidad a la que están sometidos los jóvenes trabajadores y jóvenes trabajadoras;
  • de sus aspiraciones y valores profundos expresados en su vida cotidiana;
  • del intento de los mismos de vivir y desarrollar estos valores y aspiraciones;
  • del rechazo de esta situación, de la profunda convicción de que pueden cambiarla.
  • del clamor desesperado de millones de jóvenes trabajadores que sufren y luchan por un cambio.

La JOC parte de estas situaciones y contradicciones para determinar sus objetivos, su tarea de educación, sus características y sus medios.

3 EL OBJETIVO FUNDAMENTAL DE LA JOC

El objetivo fundamental de la JOC es que todos los jóvenes trabajadores:

  • Descubran el sentido más profundo de su vida;
  • Vivan de acuerdo con su dignidad personal y colectiva;
  • Y asuman la responsabilidad de buscar soluciones a las situaciones que viven a nivel local, nacional e internacional.

La JOC se esfuerza por alcanzar este objetivo:

    - Llamando a cada joven trabajador y joven trabajadora a marcarse metas personales, a difundir un mensaje de liberación, de amor, de esperanza, de justicia, de paz, de solidaridad en la acción y la vida cotidiana.- Luchando por la liberación total de los jóvenes trabajadores en particular y de la clase obrera, oprimidos, excluidos, en todos los ámbitos de la vida; para esto vive nuevos valores que lleven a un cambio total en la mentalidad de las personas y en las estructuras de la sociedad.- Actuando por un cambio que lleve a una nueva sociedad, justa y sin clases, donde ya no haya explotación, pobreza, hambre o discriminación; donde la producción y el consumo estén organizados para servir la humanidad y cubrir las necesidades de todos; donde las personas, pueblos y culturas tengan su propio espacio; una sociedad solidaria donde por fin se cumpla el sueño de la tierra nueva prometida a los oprimidos.

La JOC cree en la capacidad de cada joven trabajador y cada joven trabajadora de descubrir su importancia y su dignidad, de reflexionar sobre todos los asuntos que le conciernen, de decidir los ámbitos en los que desea involucrarse. Su participación es esencial.

Como la JOC cree en todo lo anterior, ofrece a todos los jóvenes trabajadores el desafío y la alegría de vivir y luchar. Es así como podrán nacer una persona y sociedad nuevas.

4 LA BASE DE LA JOC

La base del movimiento está formada por militantes y jóvenes trabajadores que participa en las acciones, las actividades y la construcción del movimiento.

La JOC en conjunto ofrece a todos los jóvenes trabajadores la posibilidad de desarrollar su personalidad y ser activos en la construcción del movimiento, de acuerdo con su nivel de conciencia, según las acciones que realizan y su disposición para asumir responsabilidades.

La organización y las estructuras de la JOC están determinadas por estas preocupaciones. El grupo de base es la estructura más importante de la JOC y es esencial para la vida del movimiento. El conjunto del movimiento se desarrolla a partir de los grupos de base.

Los grupos de base Son los grupos de jóvenes trabajadores, chicos y chicas, militantes o jóvenes en iniciación que actúan en lo cotidiano, y se reúnen periódicamente para hacer su revisión de vida y acción obrera. Las reuniones de los grupos de base son un aspecto esencial para la vida del movimiento.

Es así como se forman comunidades en las que los jóvenes trabajadores comparten su vida, esperanzas y aspiraciones, fe y creencias. En dichos grupos se apoyan y escuchan mutuamente, comparten su amistad, sus posibilidades y capacidades, se comprometen a realizar acciones para cambiar la situación. El modo de vida de estos jóvenes trabajadores es un indicio de que es posible un cambio. De esta manera, la JOC es una escuela de vida.

Los jóvenes trabajadores en iniciación

Participan en acciones y actividades del movimiento y van identificándose paulatinamente con el movimiento y sus objetivos. Participan en los grupos de base en los que asumen responsabilidades correspondientes a su nivel. Están invitados a compartir sus situaciones y su vida. Descuben las de sus compañeros jóvenes trabajadores y están desafiados a actuar con ellos.

En cuanto los jóvenes trabajadores empiezan a descubrir la realidad y a compartir sus descubrimientos con otros jóvenes, podemos decir que es ahí donde empieza la militancia en este proceso personal a través de la acción, los jóvenes descubren la necesidad de organizarse en el movimiento. Pasan a ser militantes desde el momento en el que aceptan y actúan de acuerdo con las orientaciones de la JOC.

Los militantes Realizan acciones en equipo, con sus compañeros, allí donde exista una situación que les impida realizarse. Hacen una revisión regular de su vida y acción obrera.

Los militantes ayudan a los demás jóvenes trabajadores a ser también militantes respetando su nivel de conciencia.

Comparten y asumen las responsabilidades y las tareas del movimiento; programan, deciden y coordinan la formación y la acción. Es así como aseguran el desarrollo de la JOC en todos sus aspectos. Contribuyen financieramente al movimiento y aseguran el desarrollo de la autonomía financiera. Deciden y asumen la orientación del movimiento.

En este sentido, la JOC depende de sus militantes. Ellos son los pilares del movimiento.

5 LA CARACTERISTICA OBRERA

La JOC está formada por jóvenes trabajadores; jóvenes pertenecientes a la clase obrera, a los oprimidos y excluidos.

Entendemos que son todos aquellos que en las zonas rurales, urbanas o costeras, nativos o inmigrantes, están directa o indirectamente implicados en el sistema de producción o de consumo. Incluimos a cuantos están explotados en los lugares de producción o de servicio, en el barrio, en la escuela o en sus tiempos libres.

Incluimos a aquellas personas que trabajan en empleos estables o precarios, a las que están desempleadas, a las que pasan al sector informal por motivos de supervivencia y a las que están estudiando para obtener un empleo en el futuro. Son explotados por la clase dominante y por tanto se hallan en una situación de inferioridad económica, cultural, social, profesional y política.

Este sistema de explotación despoja a los jóvenes trabajadores de su dignidad y humanidad al denegarles un trabajo que tenga sentido y una calidad de vida digna.

De hecho, son muchos los jóvenes trabajadores que se ven totalmente excluidos de una verdadera participación en el mundo del trabajo y en la sociedad.

No puede haber justicia en una sociedad que niega derechos tan esenciales para la realización de las personas. El espíritu y las tradiciones de la clase obrera requieren que se cambien las personas y las estructuras de la sociedad.

La JOC cree que los jóvenes trabajadores son una fuerza de cambio y son portadores de nuevos valores. Tienen la capacidad de comprender la interdependencia de las situaciones y la responsabilidad de cambiar a través de la acción las situaciones a las que se ven confrontados. Ello les permite desarrollar entre ellos una unidad y solidaridad necesaria para suscitar un cambio.

La JOC forma parte, comparte y es portadora de la historia, la lucha, los sueños y aspiraciones de la clase obrera, de los oprimidos y excluidos. Su tarea de educación entre los jóvenes trabajadores es su contribución específica a la construcción de una nueva sociedad.

El movimiento cree que solo puede instaurarse una nueva sociedad mediante la cooperación de todas las organizaciones y movimientos que defienden los intereses de la clase obrera, de los oprimidos y excluidos. Por esta razón, la JOC fomenta la unidad de acción.

De acuerdo con todo lo anterior, la característica obrera es prioritaria y determinante en la tarea de la JOC.

6 LA CARACTERISTICA JOVEN

La JOC se dirige a todos los jóvenes trabajadores sin ningún tipo de discriminación.

La JOC se dirige en particular a los jóvenes entre 15 y 30 años porque la juventud es la edad por excelencia de formación, de entusiasmo, dinamismo, generosidad, creatividad y disposición a asumir los retos que les plantea la vida.

Es un período de la vida con unas características específicas. El modo de vida adoptado por los jóvenes puede determinar sus capacidades y el desarrollo de su personalidad.

Por su contacto con la masa de los jóvenes trabajadores y con su realidad, la JOC saca fuerzas, aprende y se refuerza. Al mismo tiempo responde al dinamismo y a las aspiraciones de estos jóvenes y respeta su nivel de conciencia.

Está convencida de que son los propios jóvenes trabajadores quienes mejor conocen sus propias necesidades y aspiraciones. Por esta razón, deben ser responsables de su porvenir y contribuir a su liberación y a la de todos sus compañeros.

Desafía a los jóvenes trabajadores a comprometerse a buscar soluciones a sus problemas cotidianos a través de la acción.

La acción del movimiento se realiza con, por y entre los jóvenes trabajadores y forma parte de la lucha de liberación de la clase obrera, de los oprimidos y excluidos.

La JOC permite a los jóvenes trabajadores comprometerse de forma permanente y asumir sus responsabilidades en la vida teniendo en cuenta la realidad, la acción y las capacidades propias de los jóvenes trabajadores.

7 LA CARACTERISTICA CRISTIANA

La JOC cree en la dignidad intangible de cada persona, en particular de cada joven trabajador y cada joven trabajadora, en su capacidad de transformar su situación a través de su acción.

En la acción, la JOC invita a los jóvenes trabajadores de todos los países, de todas las culturas y de todas las creencias a descubrir el sentido de su vida y a vivir los valores de justicia, libertad, solidaridad, liberación, generosidad y sinceridad. La JOC ofrece a todos los jóvenes trabajadores, sin distinción de creencia o religión, la oportunidad de descubrir, de profundizar y de compartir su fe y sus convicciones.

La JOC es una comunidad abierta, que acoge a todos los jóvenes trabajadores apasionados por su futuro y comprometidos en su construcción junto con los jóvenes del mundo entero. La JOC da forma, fuerza y resonancia a sus sueños y proyectos.

Es portadora de su historia y de sus esperanzas. Es una Buena Nueva para la clase obrera, los oprimidos y los excluidos de hoy en día.

La JOC cree en el amor humano que motiva a la lucha obrera y que adquiere una dimensión nueva al conocer el amor de Jesucristo que dio su vida para liberar a las personas. Invita a los jóvenes trabajadores a descubrir el amor de todas las personas que dieron su vida y hicieron sacrificios para liberar a las personas.

En nombre de este amor, los jóvenes trabajadores luchan contra las causas que les impiden amar y vivir en justicia. Un amor que pide hasta dar su vida, que exige una evaluación permanente de las actitudes para con los demás y en la sociedad. A través de la revisión de vida y acción obrera se comprometen a vivir este amor.

La lucha y el sacrificio de Jesucristo dan sentido y esperanza a la lucha de los jóvenes trabajadores y es un signo del amor de Dios por la humanidad. La JOC lee el testimonio de Jesucristo y el mensaje de liberación a partir de la experiencia de los jóvenes trabajadores. Da a los jóvenes trabajadores la oportunidad de profundizar la fe cristiana y descubrirla como una propuesta llena de sentido.

La JOC busca permanentemente el diálogo entre las confesiones cristianas, las otras religiones y las otras formas de expresión del sentido de la vida. En su acción, su reflexión, sus celebraciones, la JOC concreta la práctica de liberación de Jesucristo. De esta manera, obra por una sociedad justa y por una Iglesia que les da la prioridad a la clase obrera, a los oprimidos y a los excluidos.

8 LA CARACTERISTICA DE MASA

La JOC es un movimiento de y para todos los jóvenes trabajadores; quiere alcanzar a todos los jóvenes trabajadores dondequiera que se encuentren porque cree que todos ellos son capaces de vivir de acuerdo con su dignidad y comprometerse a construir una nueva sociedad.

Cree que, con una participación consciente, progresiva y creativa de todas las personas y de los jóvenes trabajadores en particular, será posible hacer estos cambios profundos que responden a las aspiraciones universales de la clase obrera, los oprimidos los excluidos.

Para llegar a una toma de conciencia profunda y cada vez mayor, y a un sentido de la responsabilidad de todas las personas, es necesaria e insustituible la acción militante de los jóvenes trabajadores.

La educación y organización de las personas, como la extensión del movimiento hacia ellas, se hacen a través de militantes comprometidos en situaciones concretas, actuando juntos con sus compañeros jóvenes trabajadores.

La JOC alcanza también a las personas a través de medios que facilitan y complementan el esfuerzo de la acción militante; por ejemplo encuestas, concentraciones, congresos, asambleas, periódicos, actividades, campañas especiales, comités de acción, servicios, etc.

 

A través de estos medios la JOC quiere dar a conocer y cambiar la situación y quiere difundir su mensaje de amor, esperanza y solidaridad.

La JOC invita a los jóvenes trabajadores a incorporarse de manera consciente y activa al movimiento. La extensión de la JOC depende de la conciencia y del sentido de la responsabilidad de los militantes y jóvenes trabajadores en iniciación.

9 LA CARACTERISTICA INTERNACIONAL

La situación de los jóvenes trabajadores tiene una dimensión internacional. Sus problemas y aspiraciones son semejantes e interdependientes.

De ahí surge la necesidad de un movimiento de jóvenes trabajadores, organizado a nivel internacional.

La JOC Internacional nace de este hecho. A través de una acción con una dimensión internacional, contribuye a la unidad de los jóvenes trabajadores en todo el mundo. Para ello, realiza una acción común con objetivos y medios comunes.

La JOC Internacional hace posible el intercambio entre jóvenes trabajadores sobre su realidad, sus aspiraciones, sus riquezas culturales y espirituales, fomentando de este modo la ayuda, la solidaridad y la comprensión mutua entre todos los jóvenes trabajadores de todo el mundo.

La JOC fomenta la solidaridad y la cooperación entre los jóvenes trabajadores y el pueblo como una práctica cotidiana.

A través de su coordinación a nivel nacional, continental/regional e internacional, la JOC Internacional permite a los jóvenes trabajadores compartir los esfuerzos realizados a diario con otros jóvenes trabajadores de todo el mundo.

Dicha coordinación permite que los jóvenes trabajadores se refuercen con la experiencia y la acción de cada uno. En este sentido, la JOC Internacional multiplica y afianza las acciones de los jóvenes trabajadores y se convierte en una fuerza para ellos.

La JOC Internacional es representativa de los jóvenes trabajadores. Quiere ser su portavoz. En nombre de todos aquellos que representa, dirige su mensaje a otros jóvenes, a la sociedad en conjunto, y a todo tipo de instituciones.

10 LA CARACTERISTICA DE AUTONOMIA

La JOC como movimiento internacional de jóvenes trabajadores, es un movimiento autónomo.

Autonomía financiera

La JOC debe tener los recursos y las posibilidades materiales necesarios para alcanzar sus objetivos. Los medios del Movimiento deben estar a un nivel simple a fin de ser realmente representativos de la juventud trabajadora misma.

Los gastos fundamentales del movimiento son soportados por la contribución personal y las acciones financieras de los jj. tt. para asegurarse que la orientación y la dirección del Movimiento estén de modo permanente en sus manos. La JOC cuenta con ayudas financieras externas pero éstas no deben ser un motivo para recortar su libertad de actuación.

Autonomía política

La JOC parte de la vida y la acción de los jóvenes trabajadores y militantes, y son ellos mismos quienes llegan a sus propias conclusiones y opciones de compromiso.

La JOC no se adhiere a la línea de ningún grupo político, sindical o de otro tipo puesto que parte de las distintas conclusiones de los militantes de la base para tomar posiciones frente a esas situaciones y elaborar sus programas.

Dichas posiciones no dependen nunca de las posiciones o los programas de otras organizaciones, ni pueden confundirse con los mismos, aunque a veces puedan coincidir.

Autonomía como organización

La JOC desarrolla sus propias estructuras a nivel local, nacional, continental/regional e internacional. Dichas estructuras están al servicio de los jóvenes trabajadores y de la acción que llevan a cabo.

Asegura la participación democrática de los jóvenes. Sus responsables son elegidos por los propios jóvenes trabajadores a todos los niveles del movimiento.

Cuenta con colaboradores adultos que refuerzan el movimiento y respetan su autonomía.